Vínculo

En el post de hoy me gustaría hablaros de la importancia del vínculo que debemos tener con nuestro perro.

Seguramente habéis oído hablar de ello, y yo os quiero hablar un poco más acerca de esto. Es algo que me parece básico para poder entendernos con nuestro peludo, y es que, cuanto mayor sea el vínculo, más caso nos hará y menos problemas tendremos en un futuro.

La frustración es algo normal al principio, pero tenemos que pensar que no solamente nos frustramos nosotros, si no que hacemos que nuestro perro también lo haga y se sienta perdido. Debemos tener en cuenta, (porque a veces se nos olvida), que hablamos idiomas totalmente diferentes.

Ahora bien, ¿Cómo podemos conseguir un mejor vínculo?

Aunque esto pueda sonar raro, debemos resultar “interesantes” para nuestro perro. Al menos debemos resultar más interesantes que cualquier otro estímulo. Lógico, ¿No? ¿A qué me refiero con esto? Si vamos por la calle, y mi perro se fija en otro perro hasta el punto de tirar de la correa, eso quiere decir que le parece más interesante el otro perro que yo, por ejemplo.

Si yo soy la que te proporciona comida, agua, cariño y juego, (cosas básicas), yo soy la que te deja ir, o no, a junto de ese perro que te parece tan interesante.

Entonces, primeramente, debemos empezar por fortalecer nuestro vínculo, y esto lo haremos de forma positiva, utilizando el juego o el refuerzo trófico, (la comida). Hablo de estas dos formas porque son las más interesantes para nuestro perro. Hay que tener en cuenta que hay perros que prefieren las caricias en lugar de la comida, y viceversa.

Aunque deberíamos poder hacerlo siempre, no vamos a llevar continuamente premios en el bolsillo durante el paseo. Eso sería lo ideal, pero es comprensible que no siempre nos acordemos. Entonces, ¿Qué podemos hacer para sustituir esto? El juego. Aunque parezca una tontería, nuestro vínculo mejora un montón cuando jugamos con nuestro perro, y esto ocurre porque nosotros somos los que le estamos proporcionando eso en ese momento. Y también somos nosotros quienes se lo quitamos. Uno de los juegos por excelencia, y que a mi personalmente, me gusta mucho, es el “tira y afloja”. Respecto a este juego existen diversas opiniones e incluso me atrevería a decir que mitos, que seguramente muchos de vosotros conoceréis. Sin embargo, os puedo asegurar, que gracias a este juego, vuestro perro liberará muchísimo estrés, aprenderá a inhibir la mordida y conseguiréis una mejor conexión. Al menos un par de veces al día podremos intentarlo ¿No?.

Además de todo esto, ¿Qué finalidad tiene este juego? Que el perro aprenda a soltar el mordedor/cuerda/correa, a la orden. Un ¡Suelta! ¡Vale!, cualquier comando que se os ocurra, es bueno para que entienda que el juego empieza y acaba cuando yo quiero. Eso sí, en el momento en que suelte, le premiamos, como digo, si tenemos comida en ese momento, perfecto. Si no, podemos acariciarle y celebrarlo con un ¡Muy bien! de forma efusiva. De esta forma, progresivamente, conseguiremos llamar su atención.

Para empezar el juego podemos utilizar por ejemplo, el comando ¡Va! Así, si por ejemplo estamos en la calle con nuestro perro y queremos que venga hacia nosotros, podremos decirle ¡Va! Para que se fije en nosotros, en cuanto llegue darle lo que tengamos a mano, su correa por ejemplo, y jugar con él un par de minutos.

Lógicamente, además de este juego, existen otros que estimulan de una forma muy positiva a nuestro peludo, que incluso podemos hacerlos nosotros en casa fácilmente.

En el siguiente post os contaré algo más sobre ello.

¡Gracias por estar ahí!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *